Diseño de almacén para conseguir operaciones más eficientes

Picture of Toyota Material Handling

Toyota Material Handling

8 minutos

Transcurrido un período de tiempo tras la apertura de un almacén podemos encontramos con limitaciones en el espacio disponible para almacenar mercancías. El diseño del almacén es una herramienta útil que nos permitirá optimizar el espacio de almacenamiento, consiguiendo como resultado un ahorros de costes y una mejora en la eficiencia de las operaciones.

El diseño del almacén y necesidad de optimización

A menudo es ante una situación en la que la capacidad de stock empieza a resentirse cuando surge la necesidad de optimización del espacio de existente de almacenaje. Es en este momento en el que el diseño del almacén cobra vital importancia.

Pero no tan solo en ese momento es importante. La mejora de la rotación del inventario y de los procesos intralogísticos son motivos suficientes para estudiar más de cerca el uso del espacio de almacenamiento en todas las situaciones, haciendo posible la optimización de la operativa del almacén y de la utilización del espacio.

En la práctica, el diseño del almacén conlleva a menudo la necesidad de racionalizar el número de referencias almacenadas, revisar los procesos de inventario o incluso optimizar las actividades relacionadas para que la gestión del almacén sea más eficiente

Cualquier imprevisto en el día a día puede derivar de un diseño inexacto del almacén como por ejemplo, la ubicación inadecuada de un nuevo producto cuyo almacenamiento puede llegar a ocasionar problemas en la operativa.

Sin embargo, diseñar un almacén significa no solo optimizar el espacio de las estanterías, sino también usar el tipo correcto de máquinas, gestionando la flota de manera efectiva.

190130-151-web (2) (1)

 

El punto de partida para el diseño es realizar un mapeo de flujos y procesos de la operativa actual. Una vez analizado, debemos considerar el tipo de mercancías que se manejan en el almacén. La situación de partida será diferente según si hablamos de palets o de cajas. No funcionan las mismas soluciones para todo tipo de referencias, y las necesidades de diseño del almacén son generalmente diferentes según cada casuística.

Al optimizar, conseguiremos ahorro de costes y aumento del retorno

Al comenzar a diseñar un almacén, deberemos determinar las necesidades y los objetivos de la empresa. Las soluciones a implementar se determinarán en función de los objetivos definidos inicialmente. Por ejemplo, si se busca optimizar al máximo espacio de la nave, deberemos diseñar la operativa en búsqueda de un uso eficiente del espacio de almacenamiento, inclusive el espacio a nivel de suelo.

Diseñar y optimizar el inventario puede ahorrarle mucho dinero. Por lo tanto, vale la pena diseñar y optimizar constantemente el espacio de su almacén. En muchos casos, cuando se agota el espacio de almacenamiento, o durante períodos de fuerte crecimiento donde parece que el espacio se está agotando, las empresas consideran abrir un nuevo almacén. Sin embargo, antes de tomar esta decisión, puede ser interesante consultar con un experto para estudiar la posibilidad de aumentar la utilización del espacio disponible, optimizar el espacio de las estanterías o incluso automatizar ciertos procesos logísticos.

Las medidas de optimización se pueden implantar paso a paso, de este modo la operativa diaria puede continuar sin interrupciones durante el desarrollo del proceso de optimización.

Si decidimos contar con un experto en diseño de almacenes, es importante conocer que el trabajo de diseño del almacén se realiza en colaboración con la empresa. Un experto con experiencia en el ámbito de optimización del almacén, aportará su conocimiento para encontrar la mejor solución.

Guía para el diseño de almacenes - Descarga gratuita

Artículos populares