Apilador eléctrico: qué es, cómo funciona y por qué es útil para su almacén

Picture of Sergi Bardera

Sergi Bardera

Product Manager en Toyota Material Handling España

Publicado el 23 diciembre 2021 - 2 minutos de lectura

Carretillas elevadoras

Un apilador eléctrico es, de manera somera y directa: una transpaleta en la que se ha incluido un mástil como elemento de elevación. En este artículo repasamos qué es un apilador eléctrico, cómo funciona y por qué es de gran utilidad en el almacén.

Apilador eléctrico: ¿qué es?

Pero vamos a profundizar un poco más: un apilador eléctrico es una carretilla elevadora que funciona con una batería de litio o de plomo ácido. Está formada por dos brazos de soporte con ruedas en sus extremos y horquillas unidas al mástil que permiten la función de elevación del pallet. El conjunto va unido al cuerpo de la máquina, donde se encuentran la batería y el timón.

apilador eléctrico toyota descargando un camión

Están diseñados para realizar un movimiento horizontal, apilar a alturas bajas o medias (inferiores aproximadamente a seis metros) o con el objetivo de funcionar como mesa de trabajo en algunos modelos específicos.

Por sus particularidades, maximizan la maniobrabilidad en espacios reducidos, permitiendo la elevación y apilamiento de cargas paletizadas en lugares donde el pavimento es liso y sin desniveles. Proporcionan un alto rendimiento, eficiencia energética y confort al operario.

Hay diferentes modelos con características específicas, por ello, dependiendo de cómo sea su almacén, deberá escoger una variante u otra. En Toyota, la oferta es realmente amplia.

Funcionamiento de un apilador eléctrico

Tras repasar las bondades de los apiladores eléctricos, la pregunta surge sola: ¿cómo funcionan?, ¿qué es lo que les hace ser tan efectivos?, ¿por qué son necesarios en muchos casos? Principalmente, por su gran versatilidad al desplazar mercancía paletizada en diferentes ámbitos (almacenes estándar, espacios confinados, uso en altillos, trastiendas…).

Conozca el nuevo Catálogo 2022 de Toyota Material Handling en un sólo click.  ¡No se lo pierda!

apilador-electrico-toyota-2

En pos de entenderlo mejor, es necesario repasar cuáles son las fases de su funcionamiento y, con este propósito, es clave indicar que los apiladores eléctricos constan de un mástil que permite elevar las horquillas a través del timón.

Para utilizar el apilador correctamente, hay que situarse delante del pallet, de forma que las horquillas queden frente a este y puedan introducirse en los agujeros. Con posterioridad, se eleva la carga a una altura de entre 15 y 20 centímetros accionando el botón correspondiente en el timón y, finalmente, se desplaza hacia el lugar deseado utilizando las palometas de dirección.

En caso de que se quiera apilar la carga, se empezarán a subir las horquillas cuando el operario esté paralelo a la estantería, para evitar (por seguridad) que el apilador se traccione con la carga elevada. En este sentido, algunos modelos incorporan una altura predeterminada para acceder más rápido y facilitar su uso, por ejemplo, como mesa de trabajo.

Ventajas y desventajas de utilizar apiladores eléctricos

Además de las ya mencionadas, entre las principales ventajas de usar apiladores eléctricos están:

  • Versatilidad: al existir diversos tipos, siempre encontrará uno que se adapte a las características del almacén y de su negocio.
  • Seguridad: existen modelos, como la gama BT Staxio de Toyota, que evitan la manipulación insegura de cargas gracias, entre otras medidas, al botón anti-atrapamiento con inversión de giro, el faldón como protección para pies o las alertas acústicas y visuales.
  • Ergonomía: los modelos eléctricos favorecen la ergonomía del operario en todo momento y reducen el esfuerzo necesario para la manipulación de cargas en comparación con los manuales.
  • Maniobrabilidad: perfectos para espacios confinados e, incluso, para ser utilizados en la carga y descarga de camiones.
  • Medioambiente: al ser modelos eléctricos no producen emisiones de humos y, por tanto, son más respetuosos con el medioambiente que otro tipo de maquinaria.

apilador-electrico-toyota-5

No todo es bueno, y también hay que mencionar las desventajas:

  • La altura puede ser insuficiente en algunos almacenes: por ello, es prioritario que se tome su tiempo antes de elegir la máquina que necesita.
  • Limitación del peso de la carga.
  • A veces, los brazos de soporte de los apiladores coinciden con los puntales de las estanterías, lo que obviamente dificulta la operativa: existen modelos en el mercado para salvar esta desventaja, es el caso de los apiladores contrapesados de Toyota.

Nueva llamada a la acción

Tipos de apiladores eléctricos

A lo largo de todo el texto se han ido mencionando las principales funciones que los apiladores eléctricos tienen en el almacén. Y también se ha reiterado la necesidad de escoger bien el que mejor se adapte a sus necesidades. Para ello, se deben tener en cuenta los distintos tipos que hay:

  • Apiladores para aplicaciones ligeras: combinan las características de un apilador eléctrico con el tamaño reducido de un apilador manual.
  • Apiladores con mono-mástil: diseñado para aplicaciones con uso poco intensivo y con gran visibilidad.
  • Apiladores walkies de media capacidad: apilamiento medio para uso intenso.
  • Apiladores con plataforma de alta capacidad: mayor productividad (mejores prestaciones técnicas).
  • Apiladores con elevación de brazos soporte: usados, en la mayoría de los casos, para superar entradas y salidas al muelle.
  • Apiladores para doble apilamiento: permiten transportar dos pallets simultáneamente. Son los que habitualmente se utilizan en la carga y descarga de camiones.
  • Apiladores con brazos de soporte abiertos: cuando los brazos de soporte estándar provocan problemas de acceso, se opta por este tipo de apiladores, que posibilitan la carga entre los brazos de soporte.
  • Apiladores con carro retráctil: el mástil se puede retraer y se hace de él un uso similar al que se haría con una carretilla retráctil.
  • Apiladores de alta intensidad: están diseñados para recorrer largas distancias en espacios con mucho movimiento de carretillas y en los que la visibilidad es un elemento vital para evitar accidentes. Son muy útiles en centros de distribución, almacenes o industrias con un uso intensivo.

Se ha reiterado la necesidad de hacer una elección correcta del apilador eléctrico teniendo en cuenta los distintos tipos existentes y las particularidades del almacén.

En Toyota tiene la opción de realizar un cribado gracias a diferentes filtros como la capacidad de carga, la altura de elevación, la altura de la carretilla o el precio. De este modo, se podrá cerciorar de que la compra que está haciendo será verdaderamente rentable para su empresa. En Toyota Material Handling, le ofrecemos diferentes opciones como el renting de apiladores eléctricos  o los apiladores eléctricos de ocasión certificados, por si no quiere optar por uno nuevo y así encontrar la solución que mejor se adapte a sus necesidades.

Nueva llamada a la acción

Descargue ahora el Catálogo de carretillas elevadoras

Artículos populares