8 consejos para escoger una carretilla de segunda mano

Toyota Material Handling - 5 junio 2019

Cuando surge la necesidad de adquirir una carretilla elevadora, existe la posibilidad de que una empresa no pueda hacer frente a la inversión que esta supone. Por suerte, existen alternativas más económicas en el mercado gracias a las carretillas elevadoras de segunda mano, que ofrecen prácticamente las mismas garantías que una máquina nueva y un precio más reducido. La gama de ocasión es muy amplia, ofreciendo varios modelos de carretillas elevadoras a elegir en función de las necesidades de las empresas.

La elección no siempre es fácil, por ese motivo, planteamos a continuación una serie de puntos clave a tener en cuenta a la hora de escoger una carretilla elevadora de ocasión:

1. Qué trabajo va a realizar

Es muy importante saber cuál es el trabajo que va a desempeñar. No es lo mismo descargar 5.000 kg de un camión que mover unos palés de fruta por el almacén. Además, hay que tener en cuenta la altura a la que se va a colocar la mercancía y las dimensiones del espacio de trabajo donde tiene que maniobrar la máquina. En este sentido, es muy importante el asesoramiento de un técnico comercial especializado para que pueda orientarte sobre la mejor solución en cada caso.

2. En qué espacio va a trabajar la carretilla elevadora

Es importante conocer en qué lugar va a trabajar la carretilla. Si el trabajo se va a desempeñar en un lugar interior, como puede ser un almacén, se recomienda el uso de una carretilla eléctrica, ya que no genera polución en el ambiente. En el caso de trabajos en el exterior, se podría optar tanto por una carretilla eléctrica como térmica (con motor diésel, gasolina o gas) ya que en este caso las emisiones o gases que expulse la carretilla no representan problema de seguridad y salubridad.

3. Cuántas horas diarias de uso va a tener la carretilla

Para carretillas con motor térmico (diésel, gasolina o gas) la autonomía será ilimitada según el repostaje que realicemos del combustible, pero en el caso de escoger una carretilla eléctrica, es esencial saber el uso que se le va a dar. Tener en cuenta las horas diarias de uso, nos ayudará a determinar la autonomía de la batería necesitamos en nuestro caso.

 

 

 

4. Qué modelo de carretilla es el que mejor se adapta a mis necesidades

Hay que tener en cuenta que cada tipo de carretilla elevadora será más adecuada para cada uno de los usos determinados que le queramos a dar. Una contrapesada puede ser muy útil para mover mercancías en interior y exterior, mientras que un apilador puede ser más que suficiente para colocar cargas en diferentes estanterías con diferentes alturas. Como la oferta es tan amplia, es recomendable dejarse asesorar por un profesional de confianza experto a la hora de la compra de carretilla de segunda mano.

5. Saber el año de fabricación y las horas de trabajo

Poner especial atención al año de fabricación de la máquina le ayudará a garantizar que todavía tiene una vida útil por delante. El año de fabricación también nos ayudará a determinar si existe disponibilidad de recambios, en el caso de que sea una máquina muy antigua nos podemos encontrar con que no exista esta disponibilidad. En todo caso, es recomendable adquirir siempre máquinas con menos de 10 años, de esta manera nos aseguraremos de aprovechar todas las ventajas de esta carretilla elevadora sin incurrir en excesivos costes de mantenimiento posteriores.

En función del uso que se quiera hacer de la máquina, es importante fijarse en las horas de trabajo para determinar si el precio de la máquina es el adecuado. En este caso, se podría realizar un símil con la compra de un vehículo y sus kilómetros, a más kilómetros menos precio y viceversa. Esta información debe proporcionársela el vendedor, ya que es un determinante para el precio final.

6. Verificar que tiene garantía

Adquirir un producto de segunda mano puede generar cierta inseguridad, es por este motivo que la garantía se convierte en un aspecto tan importante. Asegúrese de que la carretilla elevadora de segunda mano que va a adquirir esté respaldada por equipo de profesionales a su servicio.

En este sentido, existen también algunos fabricantes que ofrecen la posibilidad de probar la carretilla antes de comprarla como Toyota Material Handling con su modalidad Try&Buy. De esta manera se podrá asegurar que la carretilla se adapta a sus necesidades antes de quedarse definitivamente con ella.

7. Asegurarse de la efectividad y rapidez del servicio post venta

Para estar tranquilo después de adquirir una carretilla, debe saber que detrás de su compra está respaldado por un servicio técnico post venta de alta eficacia y rapidez que siempre mantendrá su carretilla de ocasión como el primer día.

8. Alquilar o comprar una carretilla de ocasión

La decisión final sobre si comprar o alquilar una carretilla elevadora de ocasión va a depender del uso previsto para la máquina. En el caso de usos continuos, suele ser más recomendable la opción de comprar. Por el contrario, si la necesidad responde a picos puntuales de trabajo, seguramente nos veamos beneficiados por el alquiler de las carretillas. Existen también posibilidades de financiación en el caso que fuera necesario.

¿Sigue sin tenerlo claro? No se preocupe, nuestro equipo comercial estará encantado de atender todas sus dudas y aconsejarle sobre cuál es la carretilla de segunda mano que mejor se adapte a sus necesidades. ¡Póngase en contacto con nosotros sin ningún compromiso! 

¿Necesita asesoramiento técnico?

Servicio de Asesoría Técnica

Si desea recibir más información sobre nuestros equipos, resolver dudas técnicas o recibir asesoramiento personalizado, no dude en contactarnos.

CONTACTAR
Servicio de Asistencia Técnica
No se han encontrado resultados