Transpaleta eléctrica o manual: ¿Cuál es mejor para su empresa?

Jorge Luna - 31 julio 2019

A la hora de trabajar en un almacén se debe priorizar la máquina más apropiada para desplazar la mercancía, que nos facilite el trabajo sintiéndonos cómodos. Para las cargas pesadas o de un volumen considerable, la transpaleta puede ser muy útil al contar con gran versatilidad y gracias a sus dimensiones que permiten mover la mercancía por espacios pequeños. Es perfecta para manejar movimiento horizontal de cargas con palés de menos de 2,5 toneladas, y distancias cortas y medias. En muchos almacenes se ha vuelto un elemento imprescindible, sobre todo en los destinados a actividades que necesitan mover materiales de este rango de peso.

¿Qué son las transpaletas?

Las transpaletas son equipos son muy útiles para realizar trabajos como la carga y descarga de camiones, el traslado de palés y contenedores, o como medio de apoyo en la operación de picking. Incluso pueden ser un medio auxiliar para optimizar el trabajo combinado con otros tipos de carretilla.

Una transpaleta tiene dos horquillas o palas en la parte frontal, que se deslizan por debajo del palet con el fin de elevar la carga. Existen de dos tipos, la transpaleta eléctrica o la manual. ¿Qué ventajas y desventajas nos aporta una y otra? Veamos las características.

Transpaleta manual, un modelo simple y común

La transpaleta manual es la que nos encontramos en muchos almacenes, es ideal para el traslado horizontal de carga de tipo unitaria, ligera y en distancias cortas. Es muy eficaz y útil, cuenta con una doble horquilla, tres ruedas e incluso cabe la posibilidad de dotarlas de un freno.

El operario es quien ejerce la fuerza de tracción sobre la transpaleta  para mover la carretilla. Aparte dispone de un sistema de elevación hidráulico para levantar la carga del suelo accionando de forma manual un mecanismo muy sencillo. Existen distintos tipos de transpaletas manuales para adaptarse a las distintas características de la operación. Permite transportar todo tipo de cargas, encima de los palés, y soporta entre 2.000 y 3.000 kg, aunque están limitadas según la fuerza del operario que maneja la carretilla.

Tiene una vida útil muy duradera. Se trata de equipos más económicos que las transpaletas eléctricas, al no disponer componentes eléctricos. También son económicas en el mantenimiento, los costes son menores respecto a las eléctricas. Existen, además, kits de reparación que incluyen ruedas de repuesto  para estar preparado ante cualquier imprevisto. Cabe decir que las reparaciones se resuelven más rápidamente que en las eléctricas. Es una buena apuesta, ya que es muy resistente al paso del tiempo y a su uso.  Además, ocupa muy poco lugar. Aun así, es menos eficiente que la eléctrica.

Transpaleta eléctrica, la fuerza de tracción reside en la máquina

La transpaleta eléctrica es la evolución a la manual.  En vez de ser el operario quien ejerce la fuerza de tracción, lo realiza la propia máquina al disponer de un motor eléctrico que hace que sea más fácil para el operario el desplazamiento y el hecho de levantar el pallet del suelo. El trabajador acompaña la transpaleta eléctrica a pie o subido en la plataforma. Con este tipo de equipos se pueden mover varias toneladas en distancias medias al disponer de un sistema de accionamiento del motor. Otro factor a tener en cuenta, es que ocupa un espacio reducido, aunque mayor que la manual, pero es ideal para su uso en la carga o descarga de camiones.

La transpaleta eléctrica es una buena apuesta si debe recorrer grandes distancias y quiere ahorrar tiempo en el desplazamiento. Puede funcionar con baterías de plomo ácido, o con baterías de litio que suponen grandes ventajas para el operario. Es ideal para el trabajo continuo, ya que le permite transportar cargas pesadas con más rapidez.

La seguridad es un hecho a tener en cuenta en cualquier máquina. En cuanto a las transpaletas, la opción eléctrica evita que el operario pueda sufrir lesiones a raíz de realizar esfuerzos físicos en la tracción. Pero en cambio el desembolso inicial y el coste de mantenimiento de este tipo de máquinas será mayor.

Escoger un modelo u otro depende de las necesidades de cada empresa, así como factores relevantes como el producto a transportar o el tipo de almacén. Si se tiene que hacer un gran recorrido o las cargas son considerables, la mejor opción es optar por una transpaleta eléctrica. Una y otra presentan grandes ventajas, lo importante es encontrar la más apropiada valorando todos los factores. Si tiene alguna duda, recuerde que nosotros le asesoramos.

¿Necesita asesoramiento técnico?

Servicio de Asesoría Técnica

Si desea recibir más información sobre nuestros equipos, resolver dudas técnicas o recibir asesoramiento personalizado, no dude en contactarnos.

CONTACTAR
Servicio de Asistencia Técnica
No se han encontrado resultados