¿Qué es la logística? Definición, para qué sirve y conceptos básicos

Picture of Jaime Mira Galiana

Jaime Mira Galiana

Economista, Experto y Consultor en Logística Ex- Director Técnico de la Fundación Icil y profesor del Máster Director General y de Logística de empresas de Logística y operadores logísticos

Publicado el 11 julio 2022 - 3 minutos de lectura

Con un enfoque completo e integral, la logística puede definirse como la gestión del flujo de materiales y de información en los productos o servicios de una empresa: desde los proveedores hasta el cliente. Dicha actividad debe realizarse de acuerdo con el nivel de servicio acordado y al menor coste logístico posible, en condiciones de just in time.

¿Quiere que los aspectos logísticos de su almacén sean eficientes y de calidad ? ¡Descargue la Guía para el diseño de almacenes y descubra cómo lograrlo!

almacén con logística

Una parte fundamental de la logística es la gestión de almacenes, que puede definirse como un proceso con las siguientes funciones principales:

  • Recepción de cualquier tipo de material: materias primas, productos acabados, productos semielaborados, etc.
  • Almacenamiento de dicho material en un espacio físico (almacén).
  • Movimientos internos dentro del almacén.
  • Transporte hasta el punto de consumo de cualquier material o producto.
  • Gestión de aprovisionamiento, stock e inventario.
  • Gestión de pedidos.
  • Logística inversa (gestión de las devoluciones).

¿Para qué sirve la logística?

Como hemos visto, la logística es un concepto muy amplio, que engloba a diferentes departamentos y profesionales en torno a un objetivo básico y primordial: garantizar el suministro continuo en las fechas y formas pactadas con los clientes de materiales, productos y servicios.  

Para conseguir dicho objetivo es necesario un óptimo control del stock (inventario). De lo contrario, no es posible garantizar que los pedidos y servicios pactados con los  proveedores y/o clientes se ejecuten de forma exitosa, ininterrumpida y fluida.

logística de almacén de mercancías

Otro aspecto clave de la logística es que actúa como enlace entre los diferentes actores de la cadena de suministro, con el fin de garantizar que se cumplan, en los tiempos acordados, etapas como: aprovisionamiento de materia prima, preparación de pedidos o asegurar que no haya retrasos en las entregas.

Para poder cumplir los objetivos comentados, la logística de una empresa debe cumplir las siguientes funciones:

  • Logística de las compras (aprovisionamiento). Incluye tareas como: la gestión del stock dentro del almacén, la recepción de artículos, la sincronización entre las múltiples ubicaciones de la instalación o el procesamiento de pedidos. 
  • Producción. En muchas industrias, la manufacturación se ha descentralizado de  los centros de producción, es lo que se conoce como outsourcing. Esto ha propiciado que muchas actividades con un nivel bajo de complejidad, como por ejemplo el montaje de kits, se realicen en el mismo almacén.
  • Distribución. Otra de las funciones clásicas de la logística es la preparación de pedidos. Esta actividad se realiza según la demanda de cada producto, una vez la mercancía ya se ha almacenado. Por lo tanto, dentro de la logística se incluyen tareas como: la consolidación de pedidos, la expedición de entregas o la carga y transporte en camiones. 
  • Logística inversa. Como consecuencia del auge del ecommerce, en la actualidad la logística debe también gestionar todo el proceso de devoluciones de los artículos que no cumplen las expectativas de los clientes. 

Nueva llamada a la acción

Los 10 conceptos básicos en logística

La visión cada vez más integral y global de las empresas e industrias, la digitalización, el espectacular auge del ecommerce, las actuales necesidades y exigencias de los clientes y las nuevas normativas en materia medioambiental han provocado, en los últimos años, una radical transformación de la logística

La nueva logística está cada vez más relacionada con el resto de actividades y departamentos de la empresa, por lo tanto, es mucho más global o integral. Estos son los conceptos en los que se sustenta la actual, y cada vez más digital y automatizada, logística integral.

1. Supply Chain Management

Este concepto anglosajón sirve para definir el nuevo estilo de gestión de la cadena de suministro, que se caracteriza por su progresiva digitalización y la búsqueda de valor añadido con la incorporación de las tecnologías más vanguardistas. Los principales ejemplos son: la realidad aumentada, la inteligencia artificial o el blockchain.

2. Almacenaje

La actividad de guardar y custodiar los materiales en un almacén es una de las actividades más importantes dentro de una cadena de suministro. Un proceso cada vez más digitalizado e, incluso, automatizado.

3. Flujo de materiales

En línea con la apuesta por la sostenibilidad de gobiernos, empresas y la sociedad en general, la logística actual se caracteriza por un manejo de los materiales mucho más ecológico y circular. Se impone el reciclaje, la reutilización y la revalorización.

4. Costes operativos

Una de las premisas básicas de la logística integral es la reducción de los costes operativos, siempre que se respeten los acuerdos alcanzados en cuanto a fechas de entrega o calidad del servicio.

5. Distribución física

Otro de los pilares de la logística es el transporte de los productos hasta el consumidor o proveedor final, usando para ello los recursos que sean necesarios, como el transporte de barrio o de última milla.

distribución logística automatizada en un almacén

6. Big data 

El Big Data, es decir, el análisis complejo de grandes cantidades de datos es fundamental para gestionar adecuadamente el flujo de información que se genera durante el proceso logístico a través de la cadena de suministro. Dicha información proviene de la propia empresa, los proveedores, los intermediarios y los clientes finales.

7. Punto de origen

Es el lugar de salida de los productos una vez han sido dispuestos para la venta a los clientes. El punto de origen suele ser el almacén, aunque según cómo esté organizada la cadena de suministro, puede tratarse de la propia planta de producción. 

8. Destino

Otro concepto clave es el destino, es decir, el punto en el que se entregan los materiales o artículos terminados a  clientes y proveedores. El destino es siempre el punto final de la cadena logística

9. Stock (inventario)

La gestión del stock o inventario en la logística actual se caracteriza, a nivel operativo, por ser un proceso cada vez más tecnológico. En el plano organizacional, prima la llamada Ley de Pareto 80/20. Aplicado a la logística, este principio establece que, controlando, el 20% de los productos de los que disponemos en el almacén podemos controlar el 80% del valor de los productos almacenados. El objetivo no es otro que optimizar las tareas y el funcionamiento del almacén. 

10. Logística inversa

El concepto de logística inversa tiene cada vez un mayor peso específico, sobre todo con la popularización de las compras online de todo tipo de productos y servicios. Se trata de la gestión de las devoluciones por parte del cliente hasta llegar al proveedor o distribuidor.

En Toyota trabajamos con la aplicación de Toyota Production System (TPS),  lo que nos permite garantizar un flujo continuo y uniforme, siguiendo el método just in time (solo producimos lo que se nos solicita). Gracias a este sistema, aseguramos la máxima calidad de nuestros procesos logísticos y, además, los mejoramos de forma continua.

A través de Toyota Material Handling ofrecemos asesoramiento y las tecnologías más avanzadas para ayudarle a lograr la mejor logística integral para su empresa, una cuestión imprescindible para lograr el éxito empresarial y la máxima satisfacción de sus clientes, socios y proveedores.

Guía para el diseño de almacenes - Descarga gratuita

Descargue ahora el Catálogo de carretillas elevadoras

Artículos populares